Terminar con las agujetas: tu guía de supervivencia después del entrenamiento

Estar físicamente activo puede ser beneficioso para la salud, el bienestar físico y mental. Sin embargo, si te entrenas demasiado fuerte o durante demasiado tiempo, puedes tener dolores musculares y agujetas.

Las personas que hacen ejercicio regularmente a menudo experimentan síntomas de dolor muscular y agujetas después de una sesión. Para aliviar estas molestias, se recomienda tomar medidas antes, durante y después del entrenamiento para evitar que estos malestares ocurran.

Si quieres aprender a reducir el dolor muscular y las agujetas después del entrenamiento, aquí están los principales pasos a seguir:

Paso 1 : Preparación antes del entrenamiento

Antes de cada sesión, es importante preparar el cuerpo. En primer lugar, comienza realizando un calentamiento para devolver el tono a los músculos y prevenir lesiones. Luego, haz ejercicios específicos para tu disciplina deportiva que permitan probar y estimular tus músculos.

Paso 2 : Respetar la duración e intensidad del entrenamiento

Mientras que algunas personas quieren ir lo más lejos posible, otras tienden a detenerse demasiado pronto. Utilice un monitor de frecuencia cardíaca para medir su actividad y mantenerse dentro de los límites óptimos. También es importante variar sus entrenamientos y no siempre hacerlos de manera intensa.

Les tendances fitness et musculation en 2021

Paso 3 : Elija un buen equipo y ropa adecuada

Finalmente, elija ropa y equipo adecuados para su actividad que ofrezcan un soporte suficiente y protejan sus articulaciones. Las zapatillas de correr deben ser adecuadas para su tipo de pie y su disciplina.

Paso 4 : Después del entrenamiento

Finalmente, cuando has terminado tu sesión, tu cuerpo pide un poco de descanso. Tómate el tiempo para relajarte después del esfuerzo, porque la actividad física genera tensión y estrés en tu cuerpo. Por lo tanto, es importante tomar tiempo para relajarse y recuperarse. Sumérgete en un agua caliente con sales de baño o aplica compresas frías en las zonas doloridas. La crioterapia también puede ser útil para aliviar los dolores musculares y las agujetas después del entrenamiento.

Algunos consejos adicionales

  • Hidrátate bien : beber suficiente agua permite eliminar las sustancias nocivas acumuladas durante el entrenamiento y ayuda a mantener un buen nivel de hidratación en el cuerpo.
  • Come saludablemente : adopte una alimentación saludable y equilibrada rica en vitaminas, minerales y antioxidantes para optimizar tu forma y tu resistencia.
  • Duerme lo suficiente : obtener al menos 7 horas de sueño por día garantiza un buen funcionamiento del sistema inmunológico y contribuye a la curación de los músculos dañados.
  • Haz masajes: el masaje es una excelente manera de aliviar el dolor muscular y las molestias causadas por el entrenamiento. Ya sea autogestionado o profesional, este tipo de tratamiento es muy efectivo.

Evitar los dolores musculares y las agujetas después del entrenamiento es posible siempre que se respeten ciertas reglas y se mantenga una buena higiene de vida. Cuídate y practica actividad física con moderación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *